Reforma de ley de comercio electronico

Nueva normativa europea para comercio electrónico

4 julio, 2014 0 comentarios

Si dispones de una tienda online, te interesa saber que desde el pasado 13 junio se encuentra en vigor la nueva normativa europea para e-commerce cuya finalidad es dar un nuevo impulso a la protección de los consumidores y usuarios europeos y cuyo cumplimiento es obligado para todos los comercios electrónicos en España.
En este artículo te explicamos las principales novedades introducidas en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Información necesaria a la hora de realizar la compra de bienes o servicios

Según el artículo 20 de la ley, antes de que un usuario de tu tienda online realice una compra, debe estar claramente informado de los siguientes aspectos:

  • Nombre, razón social y domicilio completo del empresario responsable de la oferta comercial
  • Las características esenciales del producto o servicio
  • El precio final completo, incluidos los impuestos y los gastos de envío
  • Los procedimientos de pago y plazos de entrega
  • Un recordatorio de la existencia de una garantía legal de conformidad para los productos
  • Cuando proceda, la existencia de asistencia postventa al consumidor y usuario, servicios postventa y garantías comerciales, así como sus condiciones.
  • En su caso, existencia del derecho de desistimiento.

La no inclusión de esta información antes de proceder a la venta, según se desprende de la actualización del art. 20, será considerada práctica desleal.

Obligaciones de pago

Según la redacción del artículo 98, en el momento en el que el consumidor va a adquirir el producto o contratar el servicio, el empresario debe poner en conocimiento de éste de una manera clara y destacada que existe una obligación de pago y el consumidor deberá aceptar expresamente tal obligación.
Si la realización de un pedido se hace activando un botón o una función similar, el botón o la función similar deberán etiquetarse, de manera que sea fácilmente legible, únicamente con la expresión «pedido con obligación de pago» o una formulación análoga no ambigua que indique que la realización del pedido implica la obligación de pagar al empresario. En caso contrario, el consumidor no quedará obligado por el pedido.
De este modo, fórmulas del tipo «confirmar pedido» o «recibir ahora» ya no serán válidas, puesto que no dejan reflejado claramente que el consumidor deberá pagar por el bien o servicio.  Mejor escoger en su lugar otras del tipo:

ejemplo de boton pagar ahora boton ejemplo pago

Derecho de desistimiento

Regulado en el artículo 71, desde mi punto de vista, es quizás el apartado más novedoso que incluye esta reforma.
Hasta la entrada en vigor de esta Ley, en el caso de que se hubieran realizado compras a distancia se disponía de un período de reflexión de siete días hábiles durante los cuales el consumidor tenía derecho a desistir del contrato sin que pudieran imponerle penalización alguna y sin que tuviera que explicar los motivos.
Con la reforma de la ley, este plazo se amplía a catorce días naturales, a contar desde el día de recepción del objeto o desde la celebración del contrato, en caso de que sea un contrato de servicios.
Pero este plazo sólo se computará si a la hora de hacer la compra se informa de manera clara y comprensible del derecho de desistir del contrato. Deberá estar a disposición en un lugar visible, además, un documento de desistimiento, identificado claramente como tal, que exprese el nombre y dirección de la persona a quien debe enviarse y los datos de identificación del contrato y de los contratantes a que se refiere.
En caso de que no se haya cumplido con el deber de información sobre el derecho de desistimiento este plazo se incrementa la friolera cantidad de 12 meses tras los 14 días hábiles del periodo inicial, de ahí la importancia de actualizar cuanto antes tu tienda online en este aspecto.
Los artículos 102 y siguientes explican detalladamente el derecho de desistimiento.

Pagos adicionales

Según el artículo 60 bis, antes de que se realice una venta de un producto o servicio online, el empresario deberá obtener el consentimiento EXPRESO para todo pago adicional al acordado para la compra principal. Los suplementos opcionales se deben comunicar, por tanto, de manera clara y comprensible y su aceptación por el consumidor se hará siempre a partir de un presupuesto base al que se podrá incluir el pago adicional.
Si el empresario no ha obtenido el consentimiento expreso del consumidor, sino que lo ha deducido utilizando opciones por defecto que éste debe rechazar para evitar el pago adicional, el consumidor tendrá derecho al reembolso de dicho pago.

Factura en papel

Al realizar una compra, los consumidores tendrán derecho a recibir la factura en papel. En su caso, la expedición de la factura electrónica estará condicionada a que el empresario haya obtenido previamente el consentimiento expreso del consumidor.
El derecho a recibir la factura en papel no podrá quedar condicionado al pago de cantidad económica alguna.

 

 Los pedidos generados a partir del 13 de junio ya se encuentran regidos bajo estos cambios por lo que te recomendamos que revises este artículo con el fin de adaptar tu negocio online a las nuevas obligaciones.
Desde Kadum cumplimos con esta nueva normativa y garantizamos que tu tienda online cumplirá con todas las normativas vigentes de ecommerce. En caso de que ya dispongas de un negocio online, te asesoramos y lo adaptamos a la nueva ley.

Volver al blog

Deja un comentario